Saltar al contenido

▷¿Qué es la Procrastinación y cómo prevenirlo?

La Procrastinación o el síndrome del “ya lo haré mañana”

¿Qué es la Procrastinación y cómo prevenirlo?

La procrastinación, es un mal hábito de postergar sin justificación válida actividades u obligaciones que tienen que ser atendidas en el día.

Sin embargo, no necesariamente esta típica conducta es asociada a una persona pícara o hedonista. En una encuesta realizada a 1347 adultos de distintas nacionalidades, un cuarto de estos manifiestan una tendencia fuertemente fijada a postergar tareas; independientemente de su sexo o cultura.

Otro estudio señala que cada empleado pasa alrededor de una hora y veinte minutos diarios postergando su tarea principal; perjudicando a la empresa.

También, alrededor de un 32% de los estudiantes universitarios podrían obtener graves problemas con la procrastinación, según el estudio de Patterns of Academic Procrastination.

La procrastinación va en contra del propio bienestar de la persona, contribuyendo al deterioro de la salud y unos sueldos más bajos.

Además; puede llevar a actitudes que evaden la responsabilidad principal: comer mucho, chatear en las redes sociales, jugar a videojuegos, dormir, etc.

La Procrastinación

La Procrastinación: Problema sin una solución sencilla

Sin embargo, conociendo que la procrastinación puede llegar a ser tan problemática… ¿por qué seguimos permitiendo que ocurra? En realidad, es difícil justificar porque no realizas una tarea necesaria, siempre que seamos conscientes en reconocerlo como tal.

Empezamos a vivir un círculo vicioso del “mejor mañana lo hago”. Justificando esta acción una vez; nuestro subconsciente ya tomó como orden principal esta decisión.

De esta forma, empezamos a justificar con una serie de argumentos esta decisión irracional y automática.

¿Qué hacer para solucionarlo?

La solución apropiada sería elaborar estrategias de trabajo que transformen las metas difusas; generales y lejanas en objetivos muy concretos a corto plazo que tienen que ser cumplidos inmediatamente.

En resumen; hay que ponernos metas rápidas con actividades muy bien determinadas que capten urgentemente nuestra atención y nos lleven, una a una, desde el aquí y ahora hasta la consecución del objetivo final.

La Procrastinación – ¿Cómo Solucionarlo?

Quizás te interese: ▷14 Mejores hábitos de estudio que te ayudan a aprobar

Objetivos a corto plazo

Por ejemplo; si tienes un trabajo donde debes redactar 20 páginas, la mejor manera de hacer esto sería comprometerte a redactar una página antes de las 5pm.

Si vemos que es difícil cumplir este objetivo corto, los haremos aún más pequeño y concreto; de manera que veamos su ejecución como algo perfectamente posible, por ejemplo, redactar 15 líneas en un tiempo de 2 horas.

La idea es optimizar el tiempo y minimizar la presión que sufrimos conforme pasan los días en caso de no haber iniciado con el trabajo.

Evita la distracción

Una excelente táctica es autoimponernos dificultades a la hora de acceder a las distracciones: apagar el televisor que suena de fondo, guardar el smartphone, etc.

Podemos identificar los elementos distractores que pueden alejarnos del objetivo y hacer algo para evitar que nos tienten demasiado. De una manera razonable y moderada, podemos aplicarlo también a las personas que nos rodean.

Conclusión

Tomar las riendas sobre nuestras preferencias a corto plazo teniendo como estrategia una hoja de ruta muy clara.